Tarta de tres chocolates

El chocolate es alimento de dioses, un poco de chocolate hace que un día termine bien y que te hagan una tarta de chocolate consigue que cumplir años no sea un trago amargo sino una dulce sensación.

Bueno, literatura a parte, una tarta de chocolate es un acierto seguro y si lleva tres ni te cuento.

C11A2842-7C26-4EE4-A057-2077D9F5CCEF

Ingredientes:

1 tableta de chocolate negro, 1 tableta de chocolate con leche y 1 tableta de chocolate blanco (si la de blanco es más pequeña dos).

3 cajitas de nata para montar (200grs.)

3 sobres de cuajada

900ml. De leche entera

azúcar

1 rulo de galletas maria

70grs. De mantequilla

2D42C1BF-2CD6-4C08-BCDE-E677BA4D555B

Modo de hacerlo:

No puede ser más sencilla, no necesitas ni encender el horno, lo más pesadito es tener que fregar el cazo entre una y otra capa, que por otro lado te viene bien para que vaya atemperando el chocolate.

Lo primero que tienes que hacer es triturar la galleta, y derretir la mantequilla en el microondas, ojo tápala que salta. Junta los dos ingredientes en un bol y mézclalos para obtener una masa con la que cubrir la base de un molde redondo desmoldable (presiona bien la galleta para compactarla). Métela un rato en la nevera.

Pon en un cazo una de las cajitas de nata (200ml.), añade un sobre de cuajada y con unas varillas mézclalo bien, añade 300 ml. de leche entera, 3 cucharadas de azúcar e integra. Corta el chocolate negro en pedacitos y añádelos al cazo, pon a fuego medio y deja que caliente sin dejar de revolver para que no se te pegue la mezcla al cazo. Cuando veas que quiere empezar a hervir (ten paciencia y no pongas el fuego muy alto) retira del fuego, dale unas vueltas y vierte el contenido del cazo en el molde encima de la galleta.

Ya tienes la primera capa, para hacer la segunda no tienes que hacer más que repetir la primera cambiando el chocolate negro por el chocolate con leche, una vez que la mezcla quiera empezar a hervir la retiras del fuego la atemperas un poco sin dejar de revolver y la viertes encima de la capa de chocolate negro.

¡Ojo! que esta operación tiene un truco importante, para verter una capa de chocolate encima de otra debes de interponer un cucharón invertido entre el chorro de chocolate y la superficie de la tarta para que el chorro caiga suavemente en cascada y no te agujere la capa de chocolate anterior.

Por último toca la capa de chocolate blanco, que se hace igual que las otras dos salvo que yo a esta capa le añado tan sólo una cucharada de azúcar ya que el chocolate blanco es más dulce de por si.

Una vez que tienes la tarta hecha la dejas que coja temperatura ambiente y la metes en la nevera, es mejor que la hagas el día anterior para que esté bien fría y cuajada. A la hora de adornar la tarta, imaginación al poder. Yo en esta ocasión la decoré con unas bolitas de chocolate y cereal. Un beso.

IMG_7665

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close