Pudín de pan dulce

El otro día fui de excursión al mercado de Grado, ¡me encantan los mercados!, y entre alguna que otra cosilla (quesos, chorizos…) compré un delicioso y dulce pan de enormes dimensiones. El pan congela muy bien, con lo que comprar panes grandes no me supone ningún trastorno, pero esta vez lo que hice fue desayunar el pan unos días y cuando me cansé lo transformé en este estupendo pudín que te voy a contar.

IMG_1349

Ingredientes:

1 taza de azúcar

1/2 taza de agua

zumo de medio limón

unos 300grs. de pan duro (yo tenía pan dulce, te vale cualquiera incluso bollería)

1 vaso de leche

1 bote de leche condensada

1 bote de leche evaporada

3 huevos

1 cucharada de esencia de vainilla

Modo de hacerlo:

Lo primero que te conviene hacer es el caramelo, pues tarda un poquito. En una sartén pon el azúcar, el agua y el limón y calienta sin revolver hasta que se forme el caramelo líquido. Una vez que lo tengas viértelo en un molde y distribúyelo por toda la superficie.

En un bol grande pon las tres leches, los huevos y la esencia de vainilla y con la ayuda de una batidora mézclalo todo muy bien.

Corta el pan en pedacitos y añádelo  a la mezcla anterior dejando que se empape bien. Mete la batidora y tritura bien hasta obtener una masa líquida y homogénea. Viértela encima del caramelo que habías puesto en el molde. Aquí tengo que decir que este día también añadí un trozo de bizcocho que andaba todo solitario por mi cocina.

Este pudín se cuece en el horno al baño María, es decir, tienes que buscar un recipiente válido para el horno donde te quepa el molde del pudín. Pon en este recipiente agua y calienta hasta que hierva (no pongas demasiada, pues tienes que meter el molde del pudín dentro y no quieres que te desborde), mientras tanto tienes que calentar el horno. Con el horno caliente a 170 grados metes el pudín a cocer dentro del recipiente de agua hirviendo y lo dejas más o menos 1 hora. Estará cuando al pincharlo con un palillo este salga seco.

IMG_1366

Ya ves la de cosas que puedes sacar de una divertida excursión, la cocina a base de aprovechar restos es excelente, incluso me atrevería a afirmar que a veces supera con creces al plato original (croquetas, pimientos rellenos, ropa vieja, tortilla de macarrones….). Un beso.

Tarta Pavlova

Hace un par de días que preparé, para contarte, una deliciosa crema catalana , y como sólo utilicé las yemas de 6 huevos, y tengo una aversión terrible a tirar comida, guarde un par de días en la nevera las 6 claras para elaborar esta preciosa receta.

FullSizeRender (57)

Guarde las claras en la nevera, pero para hacer el merengue de la Pavlova las tuve que sacar un buen rato antes para que estén a temperatura ambiente, es importante este detalle.

Ingredientes:

6 claras de huevo

300grs. de azúcar

2 cucharaditas de harina refinada de maíz

1 paquete de 1/2l. de nata para montar

1 cucharadita de esencia de vainilla

2 cucharadas de azúcar glass

mermelada de fresas o similar

frutos rojos (puedes hacerla con otro tipo de frutas)

Modo de hacerlo:

Pon las claras en un bol limpio (aunque te parezca innecesario que te lo diga, es importante a la hora de que levanten las claras que el recipiente donde las hagas no tenga ninguna impureza), y con unas varillas eléctricas vete montándolas , añade el azúcar poco a poco a lo largo de la operación, cuando el merengue ya casi esté añade la harina de maíz y termina de montar (te tiene que quedar el merengue a picos).

En un papel de horno dibuja un circulo (puedes ayudarte con un plato llano), y coloca el merengue encima tomando su forma, deja un poco hundido el centro del circulo de merengue como si de una fuente se tratase. Podrías hacer también dos discos más pequeños y hacer una Pavlova de dos capas.

Mete al horno precalentado a temperatura media (unos 110-120 grados) y deja que se haga una hora y media o dos. Una vez que el merengue esté duro lo dejas enfriar dentro del horno. Tienes que calcular bien el tiempo para que el merengue enfríe, siendo aconsejable hacerlo el día anterior por la tarde y dejarlo enfriar durante la noche metido en el horno.

Monta la nata con el azúcar glass. Pon encima del merengue una capa de mermelada y sobre esta la nata montada, que puedes haber aromatizado con una cucharadita de esencia de vainilla. Por último coloca las frutas que hayas elegido limpias y artísticamente encima. Listo.

FullSizeRender (58)

Es una pasada de tarta, el montaje es de última hora, pero puedes tener preparados todos los ingredientes con antelación con lo que ultimarla es un periquete. Un beso.

 

Crema catalana

Hacía tiempo que me apetecía hacer esta receta, es sencillísima, con ingredientes al alcance de todos y muy, pero que muy resultona.

Yo no tenía cazuelitas de barro para la presentación y la puse en unos cuenquitos que compré el otro día en Oporto (capítulo propio merece esta gran ciudad) y me quedaron muy cucos.

Para los ingredientes, y sus cantidades miré por internet y me quedo con la versión de Javi Recetas, aunque la elaboración la he variado un poco (no mucho, pues poco tiene que hacer).

IMG_0553

Ingredientes para 8 cuenquitos:

1 litro de leche, yo la puse semidesnatada aunque todos recomiendan entera.

6 yemas de huevo (grandes)

100grs. de azúcar

40grs. de harina refinada de maíz

piel de naranja, limón y una ramita de canela.

azúcar para requemar

Modo de hacerlo:

Lo primero que tienes que hacer es poner casi toda la leche en un cazo (reserva medio vaso) y con la ayuda de un pelapatatas corta un par de tiritas de piel de naranja y otras dos de limón (si no tienes pelapatatas, usa un cuchillín afilado y procura no poner la parte blanca de la piel). Mete las pieles de los cítricos junto con la ramita de canela en la leche y ponla a calentar hasta que veas que está a punto de hervir, retira del fuego, tapa el cazo y deja reposar como media hora.

En un bol grande pon los 100grs. de azúcar y las 6 yemas de huevo (para este postre no vamos a usar las claras, con lo que mañana voy a hacer una tarta Paulova que llevo tiempo con ganas, si me sale ya te la cuento), con unas varillas mezcla y añade la harina, sigue mezclando y añade el medio vaso de leche. Tienes que obtener un preparado sin grumos.

Incorpora a este preparado la leche que has infusionado, pero sin las pieles ni la ramita de canela e intégrala bien. Pasa otra vez al cazo y calienta a fuego medio (yo empecé con la vitro a 5, como tardaba mucho la subí al 6 y terminé en el 7, lo mío no es la paciencia) revolviendo para que no se creen grumos ni se te pegue en el fondo. Cuando la crema haya cogido textura, tiene que espesar de tal manera que te quede pegada a la cuchara, la retiras del fuego y la distribuyes en los cuenquitos.

FullSizeRender (4)

Deja que enfríe y guarda los cuenquitos en la nevera, está más rica fría. Antes de ir a comerlos pon una cucharada de azúcar en cada cuenquito, extiendela por toda la superficie de la crema y con la ayuda de un soplete de cocina requémalos, también puedes hacer esta operación con un requemador. Para cocinar hay que tener ciertos utensilios que te facilitan las labores.

IMG_0563

En fin, esta es mi crema catalana y si te gusta la tuya, es un postre rico y fresquito, perfecta para el verano y para todo el año. Un beso.

 

Hoy cocino con Nuria: mousse de chocolate blanco

Hace tiempo que acaricio la idea de que algún amigo, cocinero profesional, cocinara para mí y para vosotros una receta, y no se me ocurre una persona mejor y un sitio que tan buenos recuerdos y momentos me trae a la memoria como Nuria y el Restaurante La Corriquera, del que es cocinera y propietaria desde 1999 .

00020317 ©mercedesblanco

00030317 ©mercedesblanco

Esta historia surge como muchas  buenas historias, alrededor de una mesa y después de una fantástica cena. Un vinín y la lengua se suelta y una que se atreve a proponer a una reconocida cocinera una colaboración para mi sencillo blog de recetas de cocina y, ¡qué grande eres amiga!, Nuria acepta y nos enseña una fácil receta de mousse de chocolate blanco que puedes hacer tu, en tu casa, en un periquete.

00010317 ©mercedesblanco

Para este post he contado con el trabajo de Mercedes Blanco, con lo que ya tengo dos fantásticas profesionales para esta receta que tanta ilusión me está haciendo escribir. Me encantó ver lo bien que conectaron Nuria (gran aficionada a la fotografía y al arte en general) y Mercedes, e incluso he de confesar que en algún momento me sentí un pelín celosa de ver lo mucho que controlan y lo estupendas que son.

La receta que hicimos, es una sencillísima mousse de chocolate blanco que al final adornó con un sorbete de mango y un poco de toffe, te aseguro que me vas a agradecer esta receta y la vas a hacer más de una vez.

00070317 ©mercedesblanco (1)

Para su elaboración sólo necesitas 600 grs. de chocolate blanco de cobertura, 90grs. de azúcar, 6 yemas, 900grs. de nata para montar, 5 láminas de cola de pescado y 300grs. de leche.

00080317 ©mercedesblanco

00100317 ©mercedesblanco

Mientras Nuria nos cuenta su ajetreada vida, de cómo una chica como yo termina en un sitio como este, pasando por un montón de sitios y aprendiendo un oficio que le apasiona (se confiesa autodidacta y una gran enamorada de los libros y vídeos) va elaborando la receta.

00050317 ©mercedesblanco

Lo primero que hace es poner a remojo las láminas de cola de pescado, y seguidamente se dispone a hacer una crema inglesa, base de muchas elaboraciones en repostería. Para ello mezcla el azúcar con las yemas (las claras las guarda cuidadosamente para hacer macarrons para sus amigos). Pone en un cazo la leche a calentar y añade un poco de ella al bol de las yemas y el azúcar, mezcla e incorpora al cazo de la leche que tiene caliente pero sin hervir. Revuelve y deja que tome cuerpo, recuerda que no debe hervir pues se cortaría (nos comenta entre risas que si esto te pasara un golpe de batidora y listo, pero es un secreto).

00140317 ©mercedesblanco

Una vez que tiene la crema inglesa lista le incorpora las láminas de gelatina que tiene a remojo, es decir, lavadas. Esto hace que al enfriar solidifique.

A la vez que va haciendo los pasos anteriores monta la nata, tu si no tienes un robot que te la monte dejas este paso para el final (yo creo que en cuanto ahorre unos euros me voy a ir corriendo a comprar un robot amasador).

00160317 ©mercedesblanco

Con la crema inglesa aún caliente va incorporando poco a poco el chocolate, me cuenta aquí que cuando haces una mousse de chocolate blanco necesitas añadir a la elaboración menos azúcar que si el chocolate es marrón, pues esta variante es más dulce.

A estas alturas seguimos cocinando y viajando por el mundo, Nueva York, Londres, Madrid… y por fin en Posada abre el negocio familiar, La Corriquera, dando rienda suelta a su creatividad y donde desarrolla un ingente trabajo desde 1999 (el año que nace mi hijo, ya no se me olvida).

00090317 ©mercedesblanco

Para finalizar la mousse sólo queda mezclar el chocolate con la nata montada, esta operación conviene hacerla con una espátula y con movimientos envolventes. Una vez bien integradas las elaboraciones sólo queda enfriar en la nevera.

Para presentar el plato Nuria metió la mousse en una manga pastelera con boquilla rizada y en un cuenquito puso la mousse, junto a ella una bolita de sorbete de mango y junto a la bolita una cucharadita de de toffe, para rematar la presentación una preciosa ramita de menta. Listo.

 

00190317 ©mercedesblanco

Te aseguro que es un postre delicioso con el que cualquier comida sueña terminar, fácil de hacer y con un coste muy razonable, ¿se puede pedir más?.

Tras la elaboración del postre, que Nuria hizo en un periquete, seguimos hablando de fotografía, arte, viajes… pues no sólo de pan vive el hombre. Gracias amiga, con personas como tu da gusto comer, conversar y sobre todo estar. Un beso.

00240317 ©mercedesblanco