Crema catalana

Hacía tiempo que me apetecía hacer esta receta, es sencillísima, con ingredientes al alcance de todos y muy, pero que muy resultona.

Yo no tenía cazuelitas de barro para la presentación y la puse en unos cuenquitos que compré el otro día en Oporto (capítulo propio merece esta gran ciudad) y me quedaron muy cucos.

Para los ingredientes, y sus cantidades miré por internet y me quedo con la versión de Javi Recetas, aunque la elaboración la he variado un poco (no mucho, pues poco tiene que hacer).

IMG_0553

Ingredientes para 8 cuenquitos:

1 litro de leche, yo la puse semidesnatada aunque todos recomiendan entera.

6 yemas de huevo (grandes)

100grs. de azúcar

40grs. de harina refinada de maíz

piel de naranja, limón y una ramita de canela.

azúcar para requemar

Modo de hacerlo:

Lo primero que tienes que hacer es poner casi toda la leche en un cazo (reserva medio vaso) y con la ayuda de un pelapatatas corta un par de tiritas de piel de naranja y otras dos de limón (si no tienes pelapatatas, usa un cuchillín afilado y procura no poner la parte blanca de la piel). Mete las pieles de los cítricos junto con la ramita de canela en la leche y ponla a calentar hasta que veas que está a punto de hervir, retira del fuego, tapa el cazo y deja reposar como media hora.

En un bol grande pon los 100grs. de azúcar y las 6 yemas de huevo (para este postre no vamos a usar las claras, con lo que mañana voy a hacer una tarta Paulova que llevo tiempo con ganas, si me sale ya te la cuento), con unas varillas mezcla y añade la harina, sigue mezclando y añade el medio vaso de leche. Tienes que obtener un preparado sin grumos.

Incorpora a este preparado la leche que has infusionado, pero sin las pieles ni la ramita de canela e intégrala bien. Pasa otra vez al cazo y calienta a fuego medio (yo empecé con la vitro a 5, como tardaba mucho la subí al 6 y terminé en el 7, lo mío no es la paciencia) revolviendo para que no se creen grumos ni se te pegue en el fondo. Cuando la crema haya cogido textura, tiene que espesar de tal manera que te quede pegada a la cuchara, la retiras del fuego y la distribuyes en los cuenquitos.

FullSizeRender (4)

Deja que enfríe y guarda los cuenquitos en la nevera, está más rica fría. Antes de ir a comerlos pon una cucharada de azúcar en cada cuenquito, extiendela por toda la superficie de la crema y con la ayuda de un soplete de cocina requémalos, también puedes hacer esta operación con un requemador. Para cocinar hay que tener ciertos utensilios que te facilitan las labores.

IMG_0563

En fin, esta es mi crema catalana y si te gusta la tuya, es un postre rico y fresquito, perfecta para el verano y para todo el año. Un beso.

 

Carne gobernada

 

Posiblemente una de las recetas emblemáticas de mi tierra, Asturias. Muchos pensaréis que no es más que una simple carne guisada ,y tenéis razón, pero para guisar una carne como Dios manda es importantísimo haberla sabido gobernar.

fullsizerender-44

Ingredientes para 6 personas:

1 kl. de carne para guisar, yo uso por regla general chamón que resulta muy jugosa.

1 y 1/2 cebollas

1 puerro

2 zanahorias

1/2 pimiento rojo y 1/2 pimiento verda

2 dietes de ajo

1 latita de guisantes

2 patatas

caldo de pollo (puedes usar una pastilla)

vino blanco

pimentón dulce o picante

sal y pimienta negra

1 ó 2 hojas de laurel

Modo de hacerla:

Corta la carne en trozos parecidos, da igual más grandes o más chicos (según te guste), lo importante es que el tamaño sea similar.

En una pota con el fondo cubierto de aceite de oliva virgen extra (yo en esta ocasión saqué mi preciosa olla de hierro que me tiene trastornada), comienza a dorar los trozos de carne salpimenados por tandas, es importante que lo hagas así para evitar que el aceite se te enfríe y la carne en vez de freír cueza. Vete reservando los trozos de carne dorados.

Pica los dientes de ajo pequeñinos y ponlos en la pota con el aceite de freír la carne ( si ves que esta chupó mucho aceite añade un poco más), cuando los ajos comiencen a tomar color agrega la cebolla, la zanahoria, los puerros y los pimientos todos ellos picados groseramente y deja a fuego medio, con un poco de sal, que vayan pochando hasta ablandar.

Una vez que tenemos las verduras donde queremos, subimos el fuego, agregamos una cucharadita de pimentón, le damos una vuelta y mojamos con 1/3 de vaso de agua de vino blanco. Deja que de un hervor para que evapore el alcohol y vuelve a introducir la carne en la pota.

Añade caldo, que cubra la carne, y si te gusta el laurel, comprueba el punto de sal y baja el fuego para que se vaya haciendo despacito, como dice mi madre: paciencia que es la madre de la ciencia.

img_8249

Mientras esperas a que la carne se haga puedes pelar unos patatinos (nombre que se le da a las patatas pequeñas en Asturias) o puedes cortar unas patatas grandes en cuadraditos, como veas, sálalas y cuando la carne esté llegando a su punto, cuando esté blandita, añádelas al guiso. Añade también los guisantes sin el líquido de conservación y deja que ablanden las patatas.

Otra posibilidad es freír despacito las patatas en una sartén y cuando tengas la carne lista agregarlas a la pota y dar un hervor todo junto para que se mezclen los sabores.

Como ves es una receta de cocina tradicional, cuyo único secreto es el amor y la paciencia. Un beso.

fullsizerender-45

 

 

¡120.000 visitas!

A veces me cuesta controlarme cuando la gente me pregunta por mi blog, tengo tal subidón que muchas veces creo que esto no puede estar pasándome a mí.

Hace apenas dos años Y medio que empecé esta aventura (hablo de aventura por lo osado que fueron los comienzos), creo que ya os he contado en alguna ocasión que gran parte de la culpa de toda esta historia la tienen mi cuñada, amiga y gran colaboradora Mercedes (autora de las fotos “buenas” de mi blog), y un par de copas de vino.

En fin, la culpa fue del cha,cha,cha… Hace dos años y pico no sabía qué demonios era un blog (cosa de chiquillas), ni una red social y hoy, tengo que confesar que poco más sé (de hecho muchas veces me quedo totalmente desconcertada ante los movimientos de las redes), pero aquí estoy con un blog de recetas sencillas de cocina, un montón de amigos virtuales y más feliz que una perdiz.

0019081216

No tengo ni la menor idea de por qué os gusta mi trabajo, lo único que he procurado es ser honesta, me figuro que como la mayor parte de la gente. No pretendo parecer una gran cocinera, sólo una aficionada que ha tenido la suerte de tener una buena educación culinaria (en mi familia la comida siempre ha tenido un lugar destacado) y que cuenta con una batería de buenas y sólidas recetas que compartir.

0024060515

Este blog esta dedicado a aquellas recetas que funcionan genial de diario, pero que con una fuente chula se convierten muchas de ellas en recetas para fardar. Es importante que el comer pueda ser un momento agradable, de encuentro y no morir en el intento, la cocina puede ser sencilla y resultona.¡Ah, y barata! este blog nace en una época en la que como se dice por mi tierra las vacas eran flacas, y eso no puede ser excusa para no comer bien, una buena tortilla de patatas, en ese bonito plato que tienes guardado (haz el favor y úsalo), es un festín.

00150116

Llegados a este punto, 120.000 visitas no son moco de pavo, las conclusiones que saco son: el mundo es para el que se atreve (lánzate a la aventura) y nunca es tarde para comenzar, la edad la llevas dentro y yo en este momento me siento como una chiquilla con zapatos nuevos.¡120.000  besos y sobre todo 120.000 gracias!.

0097160415

Fotos: Mercedes Blanco

Patatas guisadas con bonito

Hay algunos platos que hacen de la sencillez todo un arte, no siempre podemos pasar horas cocinando, ni siempre hay en los mercados todos los  productos (muchos son de temporada), por lo que contar con este tipo de recetas te hace la vida más fácil.

Las conservas de pescado pueden ser fantásticas, pudiendo encontrar en las tiendas productos de excelente categoría que pueden ser utilizados de mil maneras. Hoy te cuento aquí una que sé que te va a gustar.

IMG_2459

Ingredientes para 4 personas:

4-6 patatas, dependiendo del tamaño

1 bote de bonito del norte en aceite de oliva (cuanto mejor, mejor)

1 bote de guisantes finos

3/4l. de caldo de pescado

1/2 cebolla

1 diente de ajo

aceite de oliva

sal y pimentón

Modo de hacerlo:

Busca una pota mediana y cubre el fondo con aceite de oliva, pon a calentar a fuego medio y añade el diente de ajo laminado. Cuando este haya cogido un pelín de color añade la cebolla muy finamente picada, un poquito de sal y deja que la cebolla adquiera un aspecto transparente (puedes añadir si te gusta una guindillina que te recomiendo que quites antes de añadir el caldo).

Ahora es momento de subir un poco el fuego y de que añadas las patatas peladas y troceadas no demasiado pequeñas, rehógalas durante un par de minutos revolviendo de vez en cuando para que no se te peguen (es importante que las rehogues bien, le da al guiso otro sabor). Añade una cucharadita de postre de pimentón y el caldo de pescado caliente (la suficiente cantidad para que cubra las patatas).

Respecto al caldo de pescado, ya te he contado en otras ocasiones como cuando compro una merluza pido que me guarden la cabeza y las espinas y como suelo tener casi siempre algún caldo de pescado en el congelador. No te asustes, siempre puedes comprar uno ya elaborado que los hay buenos.

Añade a la pota la latita de guisantes sin el líquido de conservación y el bonito del norte sin el aceite. Deja que hierva suavemente unos 15-20 minutos (hasta que las patatas estén blandas).

IMG_9518

Como muchos guisinos te recomiendo que la hagas unas horas antes de ir a comerlo, es bueno que repose, pero no le conviene que lo guardes en la nevera (la patata encalla). Un beso.