Congrio con guisantes

Esta receta surge como muchas cosas en la vida, de rebote. El otro día fui a la pescadería a comprar una merluza para rebozar, que ya te conté en otro post como bordar, y hablando con el pescadero (no se si me gusta más hablar o cocinar) me contó cómo comprar el congrio, la mejor parte es la que se encuentra entre la cabeza y la primera aleta.

He aquí que me encuentro en casa con unas fantásticas rodajas de congrio y una cabecina para caldo. Puestos a cocinar y tras consultar varias recetas aquí te dejo la mía.

IMG_1439

Ingredientes para 4 personas:

4 rodajas de congrio

400grs. de guisantes finos (yo compré una bolsa de guisantes congelados)

1 ó 2 patatas

1/2 cebolla y un diente de ajo

aceite de oliva virgen extra y mantequilla

harina

vino blanco

sal, perejil y si quieres una guindilla

Y para el caldo: una cabeza de congrio, 1 puerro, 1 zanahoria, 1/2 cebolla, un manojo de perejil y un dientín de ajo.

Modo de hacerlo:

Lo primero que tienes que hacer es el caldo de pescado, también puedes usar caldo de pescado que tengas congelado (aunque no sea de congrio) o comprar uno envasado.

Pon en una tartera (yo llamo tartera a una pota baja) 3 cucharadas de aceite y una de mantequilla y cuando caliente añade el diente de ajo y la cebolla picaditos finamente, un poco de perejil fresco picado y deja que ablanden a fuego medio. Sube el fuego y añade los guisantes que no hace falta que descongeles, la patata pelada y cortada en trozos no muy grandes. Rehoga hasta que los guisantes estén totalmente descongelados (tendrán que cambiar de color).

IMG_1434

Una vez que tengas los guisantes descongelados espolvoréalos con una cucharada rasa de harina y dales unas vueltas, añade 1/3 de vaso de agua de vino blanco y deja que evapore el alcohol un minutillo.  Cubre con el caldo caliente, sazona, y deja que hierva suavemente hasta que los guisantes y las patatas estén blandos (unos 15- 20 minutos).

Pon una sartén con un poco de aceite a calentar, sala las rodajas de congrio por las dos caras y fríelas un minuto por cada lado para sellarlas. Mételas en la tartera de los guisantes y deja que se hagan unos 10-15 minutos, dependiendo del grosor de las rodajas y del punto de cocción que te guste (no las pases demasiado).

A falta de 3-4 minutos puedes añadir un puñado de almejas para decorar, que te recomiendo que metas en agua con sal un ratito para que suelten posibles impurezas (va bien también meterlas en agua con gas).

IMG_1445

 

Ya ves que receta más buena, la cocina tradicional está de moda y no podemos renunciar a comer en casa como si estuviéramos en el mejor de los restaurantes. Un beso.

Hoy cocino con Nuria: mousse de chocolate blanco

Hace tiempo que acaricio la idea de que algún amigo, cocinero profesional, cocinara para mí y para vosotros una receta, y no se me ocurre una persona mejor y un sitio que tan buenos recuerdos y momentos me trae a la memoria como Nuria y el Restaurante La Corriquera, del que es cocinera y propietaria desde 1999 .

00020317 ©mercedesblanco

00030317 ©mercedesblanco

Esta historia surge como muchas  buenas historias, alrededor de una mesa y después de una fantástica cena. Un vinín y la lengua se suelta y una que se atreve a proponer a una reconocida cocinera una colaboración para mi sencillo blog de recetas de cocina y, ¡qué grande eres amiga!, Nuria acepta y nos enseña una fácil receta de mousse de chocolate blanco que puedes hacer tu, en tu casa, en un periquete.

00010317 ©mercedesblanco

Para este post he contado con el trabajo de Mercedes Blanco, con lo que ya tengo dos fantásticas profesionales para esta receta que tanta ilusión me está haciendo escribir. Me encantó ver lo bien que conectaron Nuria (gran aficionada a la fotografía y al arte en general) y Mercedes, e incluso he de confesar que en algún momento me sentí un pelín celosa de ver lo mucho que controlan y lo estupendas que son.

La receta que hicimos, es una sencillísima mousse de chocolate blanco que al final adornó con un sorbete de mango y un poco de toffe, te aseguro que me vas a agradecer esta receta y la vas a hacer más de una vez.

00070317 ©mercedesblanco (1)

Para su elaboración sólo necesitas 600 grs. de chocolate blanco de cobertura, 90grs. de azúcar, 6 yemas, 900grs. de nata para montar, 5 láminas de cola de pescado y 300grs. de leche.

00080317 ©mercedesblanco

00100317 ©mercedesblanco

Mientras Nuria nos cuenta su ajetreada vida, de cómo una chica como yo termina en un sitio como este, pasando por un montón de sitios y aprendiendo un oficio que le apasiona (se confiesa autodidacta y una gran enamorada de los libros y vídeos) va elaborando la receta.

00050317 ©mercedesblanco

Lo primero que hace es poner a remojo las láminas de cola de pescado, y seguidamente se dispone a hacer una crema inglesa, base de muchas elaboraciones en repostería. Para ello mezcla el azúcar con las yemas (las claras las guarda cuidadosamente para hacer macarrons para sus amigos). Pone en un cazo la leche a calentar y añade un poco de ella al bol de las yemas y el azúcar, mezcla e incorpora al cazo de la leche que tiene caliente pero sin hervir. Revuelve y deja que tome cuerpo, recuerda que no debe hervir pues se cortaría (nos comenta entre risas que si esto te pasara un golpe de batidora y listo, pero es un secreto).

00140317 ©mercedesblanco

Una vez que tiene la crema inglesa lista le incorpora las láminas de gelatina que tiene a remojo, es decir, lavadas. Esto hace que al enfriar solidifique.

A la vez que va haciendo los pasos anteriores monta la nata, tu si no tienes un robot que te la monte dejas este paso para el final (yo creo que en cuanto ahorre unos euros me voy a ir corriendo a comprar un robot amasador).

00160317 ©mercedesblanco

Con la crema inglesa aún caliente va incorporando poco a poco el chocolate, me cuenta aquí que cuando haces una mousse de chocolate blanco necesitas añadir a la elaboración menos azúcar que si el chocolate es marrón, pues esta variante es más dulce.

A estas alturas seguimos cocinando y viajando por el mundo, Nueva York, Londres, Madrid… y por fin en Posada abre el negocio familiar, La Corriquera, dando rienda suelta a su creatividad y donde desarrolla un ingente trabajo desde 1999 (el año que nace mi hijo, ya no se me olvida).

00090317 ©mercedesblanco

Para finalizar la mousse sólo queda mezclar el chocolate con la nata montada, esta operación conviene hacerla con una espátula y con movimientos envolventes. Una vez bien integradas las elaboraciones sólo queda enfriar en la nevera.

Para presentar el plato Nuria metió la mousse en una manga pastelera con boquilla rizada y en un cuenquito puso la mousse, junto a ella una bolita de sorbete de mango y junto a la bolita una cucharadita de de toffe, para rematar la presentación una preciosa ramita de menta. Listo.

 

00190317 ©mercedesblanco

Te aseguro que es un postre delicioso con el que cualquier comida sueña terminar, fácil de hacer y con un coste muy razonable, ¿se puede pedir más?.

Tras la elaboración del postre, que Nuria hizo en un periquete, seguimos hablando de fotografía, arte, viajes… pues no sólo de pan vive el hombre. Gracias amiga, con personas como tu da gusto comer, conversar y sobre todo estar. Un beso.

00240317 ©mercedesblanco

Una pizca de mi

0019081216Hola chicas, a mi tierna edad de 50 maravillosos años, he llegado a la conclusión que cuando algo te apasiona tanto como a mi cocinar y ves que tus hijos manejan una tecnología que permite compartir tu pasión con un montón de personas de común interés me he dicho: hala Cati, ahora o nunca y abusando de la paciencia de una persona que anda por ahí cámara en ristre, haciendo de cada novia una obra de arte, me he decidido a emprender la aventura de poner en pública exposición mis habilidades culinarias, que esta mal que yo lo diga, alguna que otra tengo.

No se muy bien a donde me llevará este experiencia. Mi idea es publicar algunas de mis mejores recetas, las de mis muchos amigos cocinillas y algún que otro pensamiento posiblemente peregrino.