Y mira que es feo: patatas con pixín y gambas

Uno de los pescados más buenos que yo conozco es el “feo” pixín, hasta hace unos años por su repulsiva apariencia era considerado un pez de tercera división. Hoy en día es un producto muy apreciado y su carne queda fantástica en fritos o guisos. Su gran cabeza es ideal para hacer caldos de pescado. La receta que os voy a contar hoy son unas estupendas patatas con pixín, inspiradas en unas que comíamos en Casa Manolo cuando eramos niños.

Ingredientes para 6 personas:

1 pixin con cabeza

1/2 kl. de gambas congeladas

6-8 patatas

1 cebolla

1 diente de ajo

perejil picado

vino blanco

1 puerro

1 zanahoria

1- 1/4l. de agua

sal

Modo de hacerlo:

Cuando compramos el pixín, le pedimos al pescadero que nos guarde la cabeza cortada en dos y que nos saque los lomos de la cola dejándolos limpios. Al llegar a casa descongelamos las gambas.

Lo primero que vamos a hacer es un caldo de pescado con 1/2 cabeza de pixín (la otra mitad la congeláis para otro día) y las cabezas de las gambas, el puerro, 1/2 cebolla y la zanahoria, añadimos un puñadín de sal, agua y lo dejamos hervir 20 minutos. Apagar el fuego y colar. Para los más perezosos este paso lo podéis sustituir por una pastilla de caldo de pescado, que no es igual pero sirve.

En una sartén grande cubrimos el fondo con aceite y cuando esté caliente, freimos el pixín que hemos cortado en rodajitas ni muy gordas ni muy finas y reservamos. Seguidamente hacemos lo mismo con las colas de gambas peladas (ambos productos salados). En ese mismo aceite (poner un poco más) pochamos el diente de ajo y la otra mitad de la cebolla finamente picadas, hasta que adquieran un color transparente, añadimos una cucharada colmada de harina y revolvemos. Añadimos un chorretón de vino blanco y poco a poco el caldo de pescado, revolviendo para evitar los indeseables grumos y obtendremos una salsa rubia a la que añadimos un puñadín de perejil picado y comprobamos el punto de sal.

Pelamos las patatas y las cortamos en cuadrados no muy pequeños y las salamos, en una sartén con abundante aceite de oliva las freímos despacito hasta que ablanden.

En una tartera o refractaria, ponemos las patatas, encima colocamos el pixín y las gambas y por último lo cubrimos con la salsa que estará hirviendo. Damos a todo junto un hervor de unos 7-8 minutos y tenemos listas nuestras patatinas.

Este plato puede variar sin gran perjuicio, quiero decir, que si en vez de pixín anda por ahí de oferta una merluza pues a ello, y si queremos ponerlo más de gala aún, colocar unas cigalitas o langostinos crudos encima de la que OLYMPUS DIGITAL CAMERAle damos el hervor. Un beso.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s