Cebollas rellenas

Receta esta de bandera, ya se que si no eres muy ducha en la cocina te puede parecer que esta receta no es para ti, nada  más erróneo, es laboriosa pero no es difícil. Hay que trabajar un poco, pero te aseguro que merece la pena y al final compensa de todas todas.

Las cebollas las puedes rellenar de lo que más te guste, un resto de carne guisada, unas albóndigas que te han sobrado, un guisín de langostinos… yo en esta ocasión he optado por un relleno de bonito que me chifla.

IMG_3658

Ingredientes para 6 personas:

12 cebollas pequeñas o 6 grandes

3 latas de bonito en aceite, si es epoca de bonito úsalo fresco.

1/2 cebolla

1 diente de ajo

1/2 pimiento rojo

vino blanco

harina

huevo

salsa de tomate casera o estilo casero

sal, pimienta y pimentón

IMG_3632

Modo de hacerlo:

Lo primero que tienes que hacer es el relleno, si optas por el de bonito (buena opción), tienes que poner la cebolla, el ajo y el pimiento rojo  picados  en una sartén, con un poco de aceite de oliva y  ablandarlos. Añade el bonito, sin el aceite, y da un par de vueltas, salpimienta y añade como medio vaso de tomate estilo casero (si lo has hecho tu perfecto, si no de bote vale igual), sazona y deja que se junten los sabores. Retira del fuego y reserva.

IMG_3639

Pela las cebollas y con un vaciador, por la parte del rabo las vacías dejando espacio para que te quepa bien de relleno sin que se te rompan. Ni se te ocurra tirar la cebolla del vaciado, con ella harás la salsa.

IMG_3637

 

Rellena las cebollas con la farsa que has hecho. Pon en un plato un poco de harina y en otro un huevo batido. Pasa la patata por la parte donde has rellenado, primero por la harina y luego por el huevo y fríela en una sartén por ese lado para sellar el agujero. Pon las cebollas en una cazuela apta para horno con la boca hacia arriba y resérvalas.

IMG_3643

Pica en la máquina la cebolla que has obtenido del vaciado y en una pota con el fondo cubierto de aceite (también puedes poner mitad aceite y mitad mantequilla), la ablandas con un poco de sal. Añade una cucharada de harina, da un par de vueltas y una cucharadita de pimentón, voltea otro poco. Agrega 1/2 vaso de vino blanco y deja que evapore el alcohol, también has de añadir 1 vaso de tomate casero y agua para poder cubrir las cebollas.

Echa la salsa caliente encima de las cebollas que las cubra ligeramente, e introdúcelas en el horno precalentado a 200 grados unos 40 minutos (cuando al pincharlas estén blandas están, depende un poco del tamaño y clase de las cebollas). Otra posibilidad, si te es más cómodo, es hacerlas encima de la cocina, deja el fuego suave que hiervan lentamente.

Una vez que las cebollas están blandas , si te da la sensación que la salsa está demasiado líquida puedes reducirla sacando las cebollas para una fuente y hervir la salsa a fuego vivo un ratín con cuidado de que no se te pegue.

IMG_3655

Si has sido capaz de leer esta receta hasta el final no me cabe la menor duda de que estás preparada para hacerla, no lo dudes y anímate, es altamente aconsejable. Un beso.

 

 

 

 

 

Anuncios

Portugal: ensalada de pulpo, bacalao dorado y pastelitos de nata

Una de las cosas, que no la única, que me apasiona a la hora de viajar es conocer la gastronomía de los sitios que visito. La cocina es una perfecta muestra de lo que es un país, de sus recursos y de sus gustos.

IMG_3235

Para los españoles es todo un lujo compartir la Península Ibérica con un país tan maravilloso como Portugal, sus poblaciones, sus gentes, paisajes…. ¡son increíbles!. Para una enamorada de la cocina como yo todo un paraíso.

IMG_3236

Te puedes imaginar lo que disfruté visitando las tiendas de menaje o apoyando la nariz en los escaparates de las estupendas pastelerías.

IMG_3234

Portugal es un precioso país bañado por el océano Atlántico, por lo que los productos del mar le son muy afines. En este post de comida portuguesa domina el elemento marino.

IMG_3238

Para empezar con este menú nada como una ensalada templada de pulpo y patatas que me encantó, y que me parece un entrante perfecto para cualquier comida, tanto en invierno como en verano es perfecta para sorprender a tus amigos.

IMG_3038

Para su elaboración (pongamos que para cuatro personas) vas a necesitar un par de patas de pulpo cocidas, hoy en día las puedes comprar ya hechas y envasadas al vacío en multitud de supermercados. También puedes comprar un pulpo y cocerlo tu en casa (yo lo tengo 20 minutos en la olla exprés) y congelar lo que te sobra en paquetinos para otras elaboraciones. Una bolsa de hojas de lechugas variadas, patatas pequeñas (una o dos por persona), aceite de oliva virgen extra, vinagre de sidra, sal, pimienta y pimentón.

IMG_3042

Pon una pota al fuego con agua y un puñadín de sal e introduce en ella las patatas con su piel (lávalas bien), deja que cuezan hasta que estén blandas.

Corta las patas de pulpo en rodajas y caliéntalas como te indique el fabricante.

Pon en una preciosa fuente las lechugas, encima coloca las rodajas de pulpo y por los bordes las patatas ligeramente machacadas.

IMG_3034

En un bol mezcla tres partes de aceite con una de vinagre, sazona con sal, pimienta y pimentón y bate para emulsionar bien. Vierte la vinagreta por encima de la ensalada y sirve inmediatamente.

De segundo plato, como no, bacalao. Una de las recetas más conocidas de Portugal es este bacalao dorado o bacalhau à brás que encima es perfecta para este blog de recetas sencillas.

IMG_3039

Conpra bacalao en migas, para esta receta es suficiente y desálalo en un cuenco con agua durante 24 horas en la nevera cambiando el agua unas tres veces. Puedes comprar el bacalao desalado al vacío.

También vas a necesitar, pongamos que para 4 personas, una cebolla, un diente de ajo, un par de patatas y 4 huevos. Para decorar aceitunas negras y un poquito de perejil.

IMG_3032

Pica la cebolla y el ajo y en una sartén con el fondo cubierto de aceite póchalos hasta que estén transparentes. Una vez que tienes el bacalao desalado (unos 400grs.) le das un hervor en agua hirviendo (un minutillo), lo desmigajas y le quitas posibles pieles y espinas y lo añades a la cebolla, dale un par de vueltas.

Corta las patatas en bastoncitos finos (patatas paja) y fríelas ligeramente saladas, también puedes comprarlas de bolsa ya elaboradas. Mezcla las patatas con el bacalao y casca encima los huevos, rómpelos y cuájalos como si de un revuelto se tratara. Adorna con perejil picado y si te gustan con unas aceitunas negras. Listo.

IMG_3041

Para el postre no se me ocurre nada mejor que unos pastelitos de nata o pastèis de Belem. Son perfectos para postre, merienda, desayuno e inmejorables como tentempié.

IMG_3069

Para hacerlos necesitas 2 placas de masa de hojaldre, 250ml. de leche, 250grs.  de azúcar, 4 yemas, 30grs. de harina de maíz, 125ml. de agua, piel de limón y ramita de canela.

Enrosca las placas de hojaldre a lo largo sobre sí mismas y corta el rulo en trocitos como de 1,5 cm. Forra con esta masa los moldes (unos 20) de los pastelitos dejando más fino el fondo que los bordes.

IMG_3067

Disuelve la harina de maíz en un poco de leche y pon el resto en un cazo con la cáscara de limón y el palito de canela. Cuando comience a hervir añade la harina y deja que espese.

IMG_3033

Haz un almíbar con el agua y el azúcar calentando juntos los dos ingredientes y dejando que hiervan unos 3 minutos. Añade este almíbar a la crema poco a poco sin dejar de batir.

IMG_3035

Cuela esta elaboración y por último añade de una en una las yemas integrándolas bien.

Rellena los cuenquitos de hojaldre con esta crema (no lo lleves al borde pues crece) y hornea a 200 grados hasta que se doren.

IMG_3068

IMG_3040

¿Qué te parece este recorrido por la gastronomía lusa?, no me digas que no te he tentado de hacer un viajecito. Será estupendo que mientras barajas esta posibilidad te vayas animando a hacer alguna de estas sencillas recetas, o ya puestos el menú completo. Un beso.

Mi mas sincero agradecimiento a Mercedes Blanco  por estas maravillosas fotos.

Congrio con guisantes

Esta receta surge como muchas cosas en la vida, de rebote. El otro día fui a la pescadería a comprar una merluza para rebozar, que ya te conté en otro post como bordar, y hablando con el pescadero (no se si me gusta más hablar o cocinar) me contó cómo comprar el congrio, la mejor parte es la que se encuentra entre la cabeza y la primera aleta.

He aquí que me encuentro en casa con unas fantásticas rodajas de congrio y una cabecina para caldo. Puestos a cocinar y tras consultar varias recetas aquí te dejo la mía.

IMG_1439

Ingredientes para 4 personas:

4 rodajas de congrio

400grs. de guisantes finos (yo compré una bolsa de guisantes congelados)

1 ó 2 patatas

1/2 cebolla y un diente de ajo

aceite de oliva virgen extra y mantequilla

harina

vino blanco

sal, perejil y si quieres una guindilla

Y para el caldo: una cabeza de congrio, 1 puerro, 1 zanahoria, 1/2 cebolla, un manojo de perejil y un dientín de ajo.

Modo de hacerlo:

Lo primero que tienes que hacer es el caldo de pescado, también puedes usar caldo de pescado que tengas congelado (aunque no sea de congrio) o comprar uno envasado.

Pon en una tartera (yo llamo tartera a una pota baja) 3 cucharadas de aceite y una de mantequilla y cuando caliente añade el diente de ajo y la cebolla picaditos finamente, un poco de perejil fresco picado y deja que ablanden a fuego medio. Sube el fuego y añade los guisantes que no hace falta que descongeles, la patata pelada y cortada en trozos no muy grandes. Rehoga hasta que los guisantes estén totalmente descongelados (tendrán que cambiar de color).

IMG_1434

Una vez que tengas los guisantes descongelados espolvoréalos con una cucharada rasa de harina y dales unas vueltas, añade 1/3 de vaso de agua de vino blanco y deja que evapore el alcohol un minutillo.  Cubre con el caldo caliente, sazona, y deja que hierva suavemente hasta que los guisantes y las patatas estén blandos (unos 15- 20 minutos).

Pon una sartén con un poco de aceite a calentar, sala las rodajas de congrio por las dos caras y fríelas un minuto por cada lado para sellarlas. Mételas en la tartera de los guisantes y deja que se hagan unos 10-15 minutos, dependiendo del grosor de las rodajas y del punto de cocción que te guste (no las pases demasiado).

A falta de 3-4 minutos puedes añadir un puñado de almejas para decorar, que te recomiendo que metas en agua con sal un ratito para que suelten posibles impurezas (va bien también meterlas en agua con gas).

IMG_1445

 

Ya ves que receta más buena, la cocina tradicional está de moda y no podemos renunciar a comer en casa como si estuviéramos en el mejor de los restaurantes. Un beso.

Patatas guisadas con bonito

Hay algunos platos que hacen de la sencillez todo un arte, no siempre podemos pasar horas cocinando, ni siempre hay en los mercados todos los  productos (muchos son de temporada), por lo que contar con este tipo de recetas te hace la vida más fácil.

Las conservas de pescado pueden ser fantásticas, pudiendo encontrar en las tiendas productos de excelente categoría que pueden ser utilizados de mil maneras. Hoy te cuento aquí una que sé que te va a gustar.

IMG_2459

Ingredientes para 4 personas:

4-6 patatas, dependiendo del tamaño

1 bote de bonito del norte en aceite de oliva (cuanto mejor, mejor)

1 bote de guisantes finos

3/4l. de caldo de pescado

1/2 cebolla

1 diente de ajo

aceite de oliva

sal y pimentón

Modo de hacerlo:

Busca una pota mediana y cubre el fondo con aceite de oliva, pon a calentar a fuego medio y añade el diente de ajo laminado. Cuando este haya cogido un pelín de color añade la cebolla muy finamente picada, un poquito de sal y deja que la cebolla adquiera un aspecto transparente (puedes añadir si te gusta una guindillina que te recomiendo que quites antes de añadir el caldo).

Ahora es momento de subir un poco el fuego y de que añadas las patatas peladas y troceadas no demasiado pequeñas, rehógalas durante un par de minutos revolviendo de vez en cuando para que no se te peguen (es importante que las rehogues bien, le da al guiso otro sabor). Añade una cucharadita de postre de pimentón y el caldo de pescado caliente (la suficiente cantidad para que cubra las patatas).

Respecto al caldo de pescado, ya te he contado en otras ocasiones como cuando compro una merluza pido que me guarden la cabeza y las espinas y como suelo tener casi siempre algún caldo de pescado en el congelador. No te asustes, siempre puedes comprar uno ya elaborado que los hay buenos.

Añade a la pota la latita de guisantes sin el líquido de conservación y el bonito del norte sin el aceite. Deja que hierva suavemente unos 15-20 minutos (hasta que las patatas estén blandas).

IMG_9518

Como muchos guisinos te recomiendo que la hagas unas horas antes de ir a comerlo, es bueno que repose, pero no le conviene que lo guardes en la nevera (la patata encalla). Un beso.