Tortilla de verduritas y gulas

Yo se que la reina de las tortillas, mal que le pese a alguien es la española, nuestra maravillosa tortilla de patatas, y si es con mucha cebolla mejor que mejor. Pero dicho esto, también quiero decir que se puede hacer una gran variedad de tortillas fantásticas.

Hoy te voy a contar una tortilla que a mi me gusta especialmente y que considero además muy saludable al combinar un puñadín de verduras (las que tengas más a mano) y las gulas (producto libre de grasas).

IMG_1554

Ingredientes para 3 personas:

1/2 cebolla

1/2 pimiento italiano

2 zanahorias

2 puerros

1 calabacín

5-6 huevos

200grs. de gulas

1 ó 2 dientes de ajo

1 gundilla

IMG_1562

 

Modo de hacerlo:

Ya he apuntado un poco más arriba la idea de que las verduras que puedes usar pueden variar un poco (según lo que tengas), pero lo del calabacín creo que es fundamental en esta receta.

Lo primero que puedes hacer es saltear las gulas con un poco de aceite, una guindilla y un dientín de ajo picado. Pon un poco de aceite en la sartén, añade la gindilla, el ajo y cuando esté doradito las gulas. Dales unas vueltinas y resérvalas.

FullSizeRender (63)

En la misma sartén puedes poner un poco más de aceite, y añades la cebolla picadita fina, los pimientos troceados, las zanahorias en cuadraditos y los ajos puerros en rodajas, salpimienta y deja a fuego medio que vayan ablandando.

Corta el calabacín en trocitos ni muy grandes ni muy pequeños y cuando tengas las otras verduras algo blanditas lo añades. Deja que se vayan haciendo otros 10-15 minutos más. Una vez que tengan la textura que te guste (más hechas o más al dente) las sacas y las pones en un colador para quitarles todo el aceite.

En un bol grande bate los huevos, añade las gulas (quítale la guindilla) y las verduritas escurridas del aceite y mézclalo todo muy bien.

En una buena sartén (asegúrate de que sea de las que no pegan) pon un pelín de aceite y cuando esté caliente échale la mezcla de verduras, gulas y huevos, deja un par de minutos a que cuaje y con la ayuda de un plato o de una tapa dale la vuelta. Deja que cuaje por el otro lado un par de minutos más hasta que te parezca que esté un poquito durita (no la cuajes demasiado que esta más rica un poco jugosita).

IMG_1564

Ya ves que rica, al hacer esta tortilla para contártela, me ha venido a la cabeza otra que también me gusta muchísimo y que me la reservo para otro día: tortilla vasca (de bacalao o merluza con pimientos y cebolla). Un beso.

 

Anuncios

Patatas guisadas con bonito

Hay algunos platos que hacen de la sencillez todo un arte, no siempre podemos pasar horas cocinando, ni siempre hay en los mercados todos los  productos (muchos son de temporada), por lo que contar con este tipo de recetas te hace la vida más fácil.

Las conservas de pescado pueden ser fantásticas, pudiendo encontrar en las tiendas productos de excelente categoría que pueden ser utilizados de mil maneras. Hoy te cuento aquí una que sé que te va a gustar.

IMG_2459

Ingredientes para 4 personas:

4-6 patatas, dependiendo del tamaño

1 bote de bonito del norte en aceite de oliva (cuanto mejor, mejor)

1 bote de guisantes finos

3/4l. de caldo de pescado

1/2 cebolla

1 diente de ajo

aceite de oliva

sal y pimentón

Modo de hacerlo:

Busca una pota mediana y cubre el fondo con aceite de oliva, pon a calentar a fuego medio y añade el diente de ajo laminado. Cuando este haya cogido un pelín de color añade la cebolla muy finamente picada, un poquito de sal y deja que la cebolla adquiera un aspecto transparente (puedes añadir si te gusta una guindillina que te recomiendo que quites antes de añadir el caldo).

Ahora es momento de subir un poco el fuego y de que añadas las patatas peladas y troceadas no demasiado pequeñas, rehógalas durante un par de minutos revolviendo de vez en cuando para que no se te peguen (es importante que las rehogues bien, le da al guiso otro sabor). Añade una cucharadita de postre de pimentón y el caldo de pescado caliente (la suficiente cantidad para que cubra las patatas).

Respecto al caldo de pescado, ya te he contado en otras ocasiones como cuando compro una merluza pido que me guarden la cabeza y las espinas y como suelo tener casi siempre algún caldo de pescado en el congelador. No te asustes, siempre puedes comprar uno ya elaborado que los hay buenos.

Añade a la pota la latita de guisantes sin el líquido de conservación y el bonito del norte sin el aceite. Deja que hierva suavemente unos 15-20 minutos (hasta que las patatas estén blandas).

IMG_9518

Como muchos guisinos te recomiendo que la hagas unas horas antes de ir a comerlo, es bueno que repose, pero no le conviene que lo guardes en la nevera (la patata encalla). Un beso.

 

 

 

Calabacines rellenos de pollo al curry

Esta receta le va a encantar a todas esas personas que les gusta cuidarse y a la vez no quieren renunciar a comer platos sabrosos.

La idea es cocinar con poco aceite y utilizar productos poco calóricos potenciando su sabor con especias tan deliciosas como el curry.

IMG_9552

Ingredientes para 4 personas:

2 calabacines no muy grandes y estrechos

1 pechuga de pollo

1 cebolla no muy grande

1/2 manzana

1 vaso de leche (puedes usar desnatada)

sal, pimienta, ajo y curry en polvo

Modo de hacerlo:

Lo primero que tienes que hacer es lavar y cortar los calabacines por la mitad a lo largo, y con la ayuda de un vaciador o de una cucharina quitar la pulpa del calabacín sin romper la cáscara. Pincela las barquitas obtenidas con un poco de aceite, espolvoréalas con un poco de sal y ablándalas bien en el horno o en el microondas. Resérvalas.

FullSizeRender (3)

En una sartén pon un poco de aceite y, a media temperatura, ablanda media cebolla cortada en cuadraditos (no tiene por qué estar muy fina pues luego se tritura), cuando esté añade la carne del calabacín y salpimienta. Deja que se haga un minutillo y añade medio vaso de leche, baja el fuego y espera a que se haga unos 10 minutos. Pon en el vaso de la minipimer (quita el líquido que tenga) y tritura para obtener un puré espeso.

Simultáneamente puedes ir haciendo el pollo al curry. Corta en cuadraditos no muy grandes (recuerda que es para rellenar los calabacines) el pollo y lo sazonas con sal, pimienta y ajo molido, dóralo en una sartén con aceite bien caliente, sácalo y resérvalo (este paso puedes hacerlo por tandas si tienes mucho pollo para que fría bien).

Corta la otra mitad de la cebolla en cuadraditos pequeños, pela y corta también en cuadraditos pequeños la manzana y póchalos juntos en la sartén donde has dorado el pollo bajando el fuego. Cuando veas que están blanditas, apártalas a un lado de la sartén y fríe un poquito en el aceite una cucharadita de curry (potencias el sabor de las especias), intégrala a la cebolla y a la manzana y añade el otro medio vaso de leche. Vuelve a introducir el pollo en la sartén y deja que se haga todo junto unos minutos (que se evapore un poco la leche).

IMG_9547

Rellena las mitades de calabacín con el pollo, cubre con la “bechamel” de calabacín y espolvorea por encima (opcional) con queso rallado. Mete a gratinar al horno.

IMG_9559

 

Ya ves que receta más fantástica que gusta a toda la familia, sana y equilibrada y que si andas liada puedes prescindir de hacer los calabacines y puedes sustituirlos por un arroz integral obteniendo también un fantástico pollo al curry con arroz. Un beso.

 

 

 

 

Pastel de puré de patatas y carne

Esta receta es un clásico de la cocina de diario. Nada más fácil que esta elaboración para reciclar esa carne guisadina que sobró de ayer (hoy no tengo humor de envolver croquetas).

Qué no tienes carne guisada , no importa, queda tan rica esta receta, que merece la pena comprar un poco de carne picada y hacerla.

fullsizerender-29

Ingredientes para 4 personas:

400 grs. de carne de ternera picada o ese resto de carne guisada o asada

6 patas grandes (si eres de los que tienes poco tiempo, 1 sobre de puré de patatas industrial)

1/2 cebolla

1 diente de ajo

1/2 pimiento verde o rojo

1 bote pequeño de tomate triturado

tomate frito

1 sobre de queso rallado (el que te venga mejor)

mantequilla

leche

sal y pimienta (y cualquier otra especia que te guste)

img_6629

Modo de hacerlo:

Pon una pota al fuego con  agua y un puñadín de sal y mete las patatas peladas y cortadas en trozos grandes, espera a que el agua comience a hervir y espera a que ablanden (compruébalo pinchándolas con un tenedor).

En una sartén con el fondo cubierto de aceite pones a ablandar la cebolla y el ajo, con el pimiento picaditos no muy pequeños. Cuando esté añade la carne, mezcla todo bien y sazona con las especias que más te gusten. Cuando la carne haya cambiado de color añade el tomate triturado y deja unos minutos hervir a fuego vivo para que pierda agua, añade un chorrito de tomate frito y deja que se haga todo junto, a fuego medio, unos 7-10 minutos. Listo.

img_6658

Si lo que vas a utilizar es un resto de carne ya cocinada, lo que tienes que hacer es limitarte a picarla, con un cuchillo o con una picadora, mezclarla con su propia salsa y agregar un poco de salsa de tomate.

Una vez que las patatas están blanditas pásalas a un colador para quitarles el agua, ponlas en un bol grande y aplástalas con un tenedor (también las puedes pasar por un pasapurés). Añade un trocito de mantequilla, unos 50 grs., y poco a poco leche (mejor caliente) hasta obtener un puré de patatas de consistencia dura.

img_6652

En una fuente apta para el horno pon la mitad del puré de patatas, encima pon la carne y vuelve a poner otra capa con el resto de puré, este paso es mejor que lo hagas con los ingredientes no demasiado calientes. Para terminar cubre la superficie con el queso rallado. Métela en el horno a 200 grados unos 20 minutos para que caliente y gratina.

fullsizerender-28

A esta receta la podemos dar una vuelta y sacar un magnífico platillo con el que sorprender a todo el mundo. Haz bolitas de puré y las aplastas con la palma de la mano, pones en el centro una cucharadita del relleno y cierras el disco formando otra vez una bolita. Pásalas por harina y huevo y fríelas en abundante aceite caliente pasándolas a un plato con papel de cocina para quitar el posible exceso de grasa. Ya verás que ricas te quedan y lo mucho que gustan. Un beso.