Fideua marinera

Plato de diario que lo puedes hacer extraordinario, cambia estos humildes ingredientes por una cola de pixín, unas buenas almejas o unos calamares frescos en tinta y tienes un plato de fiesta de primera división.

Hoy te voy a contar como cocinar una deliciosa fideua que puedes hacer por menos de 10 euros y cuyo resultado no puede ser mejor.

IMG_5469

Ingredientes para 5- 6 personas:

1 paquete de pasta para fideua

300grs. de mejillones

300grs. de anillas de calamar

300grs. de langostinos crudos

1/2 cebolla

1/2 pimiento rojo

2 tomates maduros

1 diente de ajo

caldo de pescado

IMG_5459

Modo de hacerlo:

A la hora de hacer una fideua a mi lo que me resulta más fácil es preparar todos los ingredientes de antemano para luego montarla.

El caldo de pescado puedes hacerlo tú (como ya te he contado infinidad de veces o comprarlo hecho). Yo cuando hago caldo de pescado aprovecho para hacer cantidad y suelo tener botes congelados, que me facilita muchísimo la cocina de diario.

Pela los langostinos y aprovecha las cabezas para hacer un poco de caldo: pon las cabezas en una potina con aceite caliente, aplástalas bien para que suelten la sustancia, agrega un chorro de vino blanco, deja un minuto que evapore el alcohol y añade un vaso grande de agua, sazona. Deja que hierva unos 20 minutos y cuela. Reserva las colas.

Lava y y corta en trocitos las anillas de calamar y resérvalas también.

Limpia los mejillones, quilates las barbas y ponlos en una pota con un chorro de vino blanco y una hojita de laurel. Tapa la pota y enciende el fuego, espera un minutillo a que los mejillones abran, si hay alguno que no lo haya hecho tíralo. Cuela el líquido de la cocción y añádeselo al caldo de langostinos. Quita las cáscaras a los mejillones y resérvalos.

Junta el caldo de langostinos con el de pescado y ponlos a calentar.

En la picadora tritura la cebolla, el ajo y el pimiento y los pochas en una tartera grande con aceite de oliva caliente, cuando estén blandos agrega los tomates rallados y dejas que evapore el líquido que sueltan, sazona el sofrito con sal.

Añade a la tartera, con el fuego fuerte, los calamares troceados y dales un par de minutillos, después pon las colas de langostino y deja que cambien de color. Echa el paquete de pasta y dales un par de vueltas, añade el caldo  caliente (yo para la fideua pongo tres tazas de caldo por una de pasta) y deja que hierva 5 minutos hasta añadir los mejillones.

IMG_5464

Deja otros 5 minutos y apaga el fuego, deja un par de minutos más que repose antes de comer. Listo.

IMG_5478

En casa esta receta triunfa siempre, yo la acompaño con un “alioli” que hago triturando un poco de ajo en salsa mayonesa, que será casera o no dependiendo del humor y el tiempo. Un beso.

 

 

Anuncios

Rollo de carne picada Isa

Como su nombre bien indica, esta receta me la dio mi amiga Isa. Rollos de carne picada hay muchos (ya te conté en otra ocasión cómo hacer uno delicioso), y en cada casa tienen sus variantes y truquillos. Espero que este te guste tanto como a mi.

IMG_5229

Ingredientes:

1 kl. de carne picada mixta (ternera y cerdo)

1 latita de foigras

1/2 cebolla

2 huevos

2 cucharadas soperas de pan rallado

2 pimientos de piquillo

10 aceitunas rellenas de anchoa

Sal, ajo y perejil

1 cebolla grande

Caldo de ave

Vino o brandy

salsa Perins

Modo de hacerlo:

En un bol grande pon la carne picada, sazónala con un majado de sal, ajo y perejil. Añade también los huevos, el pan rallado, el foie, la media cebolla picadita lo más finamente que puedas y los pimientos de piquillo cortados en cuadraditos pequeñines, y con las manos bien limpias lo amasas todo muy bien (es importante que la carne quede super bien amalgamada), para terminar añade las aceitunas (puedes picarlas o dejarlas enteras) e intégralas bien en la masa de carne.

Forma con la carne un rollo o dos, según te parezca mejor, y enharínalos por todos los lados.

IMG_5202

Haz un caldo con una pastillina o con un a zanca de pollo, un chorrito de vino o de brandy y una cucharada de salsa Perins. Con un tazón tendrás suficiente.

Unta la base de una fuente de horno con un poco de aceite y coloca encima la cebolla grande cortada en aros. Pon sobre esta el rollo de carne picada ( yo la doré primero en un poco de aceite caliente, pero si no quieres sáltate este paso que a veces resulta algo complicado) e introduce la fuente en el horno precalentado a 200 grados. Vete regando el rollo con el caldo que has hecho y deja que la carne se haga unos tres cuartos de hora o una hora (depende de si es uno grande o dos más pequeños).

Una vez hecha la carne, comprueba que está cocida por dentro introduciendo en el centro un palillo y viendo que los jugos que salen no son rojizos, deja que atempere un rato antes de cortarla. Pon la salsa y la cebolla en un cazo para calentarla bien a la hora de servir.

IMG_5213

Si la haces el día anterior, cosa que es perfectamente factible, puedes calentarla en una pota grande con un pelín de la salsa y con el fuego muy bajo para no servirla totalmente fría, te quedará perfecta, luego la cortas. Pero si la sirves fría cortada finita, tipo fiambre, también es genial.

IMG_5243

Ya verás que rico, puedes acompañarlo con un delicioso puré de patatas o con las siempre exitosas patatas fritas, aunque yo esta vez he optado por unas patatas tostadas con cebolla. Un beso.

 

Pote de guisantes

Otra receta de mi suegra que me encanta, ¡esta suegra mía es una mina! a ver si un día la convenzo para que haga un post conmigo y os la enseño.

La cocina de diario , dentro de la sencillez que suelen conllevar los productos (conozco a pocos que hagan en miércoles un foie fresco con salsa de arándanos), puede ser súper sabrosa y aquí entra este sencillo pote de guisantes que lo demuestra.

IMG_3203

Ingredientes para 4 personas:

1 bolsa de guisantes congelados de 400grs.

2 zanahorias

2 patatas

1 paquetito de jamón serrano cortado en taquitos

1/2 cebolla

1 diente de ajo

harina

vino blanco

sal, pimentón y un sobre de azafrán

IMG_3210

Modo de hacerlo:

Pela y pica pequeñito el diente de ajo y la cebolla, pela y trocea en rodajitas las zanahorias y por ultimo pela y trocea en trocitos las patatas.

Pon una pota al fuego con el fondo cubierto de aceite (puedes utilizar también mitad aceite, mitad mantequilla), cuando esté caliente añade la cebolla, el diente de ajo y la zanahoria y deja unos minutos que ablanden con una pizca de sal. Añade luego los taquitos de jamón y deja que se rehoguen un segundín antes de añadir los guisantes que no hace falta que hayas descongelado previamente y dale vueltas hasta que veas que han cambiado de color (pasan de estar blanquecinos a tener un verde brillante).

Añade ahora una cucharada rasa de harina y da un par de vueltas, haz lo mismo con una cucharadita de pimentón y por último agrega un chorretón de vino blanco dejando que evapore el alcohol. Cubre con agua caliente los guisantes, añade las patatas, un sobre de azafrán, otro poco de sal y una cucharadita de azúcar y deja que cuezan suavemente unos 20 minutos (mira que los guisantes y las patatas estén blandos). Aquí he de decir que a quién le guste también puede añadir una pastillina de caldo de pollo.

IMG_3245

A mi los potes me gusta que reposen, con lo que no importa nada que los tengas hechos con antelación, lo que te permite gestionar mejor el tiempo. Un beso.

 

 

 

 

Guiso de quinoa y pollo

De un tiempo a esta parte, y debido al tránsito de personas y el auge de los medios de comunicación se van popularizando productos que hasta hace poco se consideraban propios de tiendas especializadas (tiendas de dietética y nutrición). Este es el caso de la quinoa, hoy la puedes encontrar en cualquier supermecado y a un precio totalmente razonable.

No te voy a contar los beneficios de este seudocereal, que los tiene y muchos, sino que te voy a contar una deliciosa y sencilla receta altamente saludable.

IMG_4081

Ingredientes para 4 personas:

1 pechuga de pollo

1 taza grande de quinoa

2 dientes de ajo

1/2 cebolla

1/2 pimiento rojo

1/2 pimiento verde

2 zanahorias grandes

Soja, miel y aceite

sal y pimienta

IMG_4157

Modo de hacerlo:

Corta el pollo en dados, ni muy grandes ni muy pequeños, y ponlos en un bol. Añade tres cucharadas de soja, otras tres de miel y otras tres de aceite de oliva virgen extra. Deja macerar el pollo al menos una hora.

Pon la quinoa en un colador de agujeros pequeños (el grano es chiquitín y se te puede ir) y lávala bien debajo del grifo de agua fría, esto es importante que lo hagas.

Pon al fuego una pota con agua y un puñadín de sal y cuando comience a hervir agrega la quinoa lavada y deja que hierva unos 15-20 minutos (mira las instrucciones del fabricante). Una vez cocida, saca la quinoa al colador y enfría en el chorro de agua fría, deja que escurra.

Pon una sartén grande al fuego con un poco de aceite, cuando esté a temperatura media añade el ajo picadito y espera que coja un poco de color, añade seguidamente las demás verduras que habrás troceado en cuadraditos no muy pequeños. Deja a fuego medio que todo vaya ablandando.

Una vez que tienes las verduras al punto que te gusten, se recomienda al dente, aunque yo confieso que las prefiero un punto más blanditas, sube el fuego y añade el pollo sin el jugo de macerar ( no lo tires que lo necesitas más adelante). Deja que el pollo se cocine y cambie de color.

Por último añade a la sartén la quinoa escurrida e intégrala bien en el guiso añadiendo el jugo de la maceración del pollo. Deja 3-4 minutos a que se junten los sabores y listo.

IMG_4186

Ya ves que sencillo, la quinoa es perfecta para personas con intolerancia al gluten (que tan frecuente es hoy en día), con lo que si lo eres perfecto, pero es tambien un alimento muy saludable para personas sin intolerancias con lo que te recomiendo que le des una oportunidad a este producto. Un beso.