Halloween: pastel salado de calabaza y queso

Ya se que esto del halloween es un invento de hace tres días (por lo menos a lo que en España se refiere), pero no me diréis que cualquier cosa no es una buena excusa para cocinar un buen plato. De tanto ver calabazas a mi alrededor, me entraron unas irrefrenables ganas de experimentar, con este estupendo producto, alguna receta que no fuera una deliciosa crema de calabaza que ya os la he contado.

0001191015 (2)

Foto: Mercedes Blanco.

Cuando se me mete algo entre ceja y ceja, no puedo parar hasta dar con lo que busco, con lo que tras alguna que otra pesquisa por libros y ordenador, esta es mi interpretación de un pastel salado de calabaza y queso.

IMG_2512 (1)

Ingredientes:

700grs. de calabaza limpia

1 tarrina de queso de untar

sal, jengibre, pimienta negra y nuez moscada

Y para la masa:

1/2 taza de agua templada

1/4 de taza de aceite de girasol preferentemente

25grs. de mantequilla a temperatura ambiente

1 pizca de sal

1 yema de huevo

1 chorrito de vino blanco

1/2 cucharadita de levadura en polvo

harina la que pida

Modo de hacerlo:

Encender el horno a 200 grados e introducir en una fuente la calabaza pelada y troceada no muy pequeña. Dejar que ablande unos 30 minutos aproximadamente. Sacar del horno, aplastar con un tenedor, para obtener una pasta y añadir las especias. Dejar que enfríe.

En un bol grande echáis el agua, aceite, vino y la yema de huevo, la mantequilla y lo batís, agregar la pizca de sal, la levadura y poco a poco ir añadiendo la harina hasta obtener una masa que no se nos pegue en la mano (comienza mezclando con una cuchara y en cuanto puedas sigue con la mano). Cuando tengas una bola de masa, córtale un pedacito y con la ayuda de un rodillo de cocina extiende el trozo grande y forra con el un molde redondo. Pinchar el fondo.

Mezclar la pasta de calabaza con el queso y rellenar la tarta. Extender el trozo pequeño de masa y con la ayuda de un cortamasas o un cuchillo, ir cortando tiras de similar grosor. Colocar las tiras encima de la tarta e ir formando un enrejado de lado a lado. Con una brocha de cocina pintar las tiras con la clara del huevo que no hemos utilizado.

Introducir el pastel en el horno precalentado a 170 grados unos 50 minutos más o menos, observar los bordes de la tarta para ver si la masa está hecha. Si demasiado pronto te parece que el enrejado esta cogiendo mucho color, tapa el pastel con un trozo de papel de aluminio y sigue horneando.

Este pastel es delicioso y os recomiendo que lo comáis calentito recién sacado del horno, aunque tengo comprobado que calienta muy bien una vez hecho en el microondas. Un beso.

IMG_2505

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s