Cebollas rellenas

Receta esta de bandera, ya se que si no eres muy ducha en la cocina te puede parecer que esta receta no es para ti, nada  más erróneo, es laboriosa pero no es difícil. Hay que trabajar un poco, pero te aseguro que merece la pena y al final compensa de todas todas.

Las cebollas las puedes rellenar de lo que más te guste, un resto de carne guisada, unas albóndigas que te han sobrado, un guisín de langostinos… yo en esta ocasión he optado por un relleno de bonito que me chifla.

IMG_3658

Ingredientes para 6 personas:

12 cebollas pequeñas o 6 grandes

3 latas de bonito en aceite, si es epoca de bonito úsalo fresco.

1/2 cebolla

1 diente de ajo

1/2 pimiento rojo

vino blanco

harina

huevo

salsa de tomate casera o estilo casero

sal, pimienta y pimentón

IMG_3632

Modo de hacerlo:

Lo primero que tienes que hacer es el relleno, si optas por el de bonito (buena opción), tienes que poner la cebolla, el ajo y el pimiento rojo  picados  en una sartén, con un poco de aceite de oliva y  ablandarlos. Añade el bonito, sin el aceite, y da un par de vueltas, salpimienta y añade como medio vaso de tomate estilo casero (si lo has hecho tu perfecto, si no de bote vale igual), sazona y deja que se junten los sabores. Retira del fuego y reserva.

IMG_3639

Pela las cebollas y con un vaciador, por la parte del rabo las vacías dejando espacio para que te quepa bien de relleno sin que se te rompan. Ni se te ocurra tirar la cebolla del vaciado, con ella harás la salsa.

IMG_3637

 

Rellena las cebollas con la farsa que has hecho. Pon en un plato un poco de harina y en otro un huevo batido. Pasa la patata por la parte donde has rellenado, primero por la harina y luego por el huevo y fríela en una sartén por ese lado para sellar el agujero. Pon las cebollas en una cazuela apta para horno con la boca hacia arriba y resérvalas.

IMG_3643

Pica en la máquina la cebolla que has obtenido del vaciado y en una pota con el fondo cubierto de aceite (también puedes poner mitad aceite y mitad mantequilla), la ablandas con un poco de sal. Añade una cucharada de harina, da un par de vueltas y una cucharadita de pimentón, voltea otro poco. Agrega 1/2 vaso de vino blanco y deja que evapore el alcohol, también has de añadir 1 vaso de tomate casero y agua para poder cubrir las cebollas.

Echa la salsa caliente encima de las cebollas que las cubra ligeramente, e introdúcelas en el horno precalentado a 200 grados unos 40 minutos (cuando al pincharlas estén blandas están, depende un poco del tamaño y clase de las cebollas). Otra posibilidad, si te es más cómodo, es hacerlas encima de la cocina, deja el fuego suave que hiervan lentamente.

Una vez que las cebollas están blandas , si te da la sensación que la salsa está demasiado líquida puedes reducirla sacando las cebollas para una fuente y hervir la salsa a fuego vivo un ratín con cuidado de que no se te pegue.

IMG_3655

Si has sido capaz de leer esta receta hasta el final no me cabe la menor duda de que estás preparada para hacerla, no lo dudes y anímate, es altamente aconsejable. Un beso.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s