Menú navideño: ensalada de langostinos, crema de consomé, codornices con uvas y lombarda y peras al vino tinto.

Se acerca una de las fechas que más me gustan del año, la Navidad. Ya sé que hay personas que estos días los borrarían del calendario, pero qué queréis que diga: ¡Las adoro! Una de las cosas que me gustan de estas fechas es toda la parafernalia que las rodea. Una preciosa mesa, llena de ricos platos y rodeada de personas que se quieren es un lujo que, si tienes la suerte de poseer, no debes dejar que se te escape.

0010111215

 

La mesa y los seres queridos los tienes que poner tú, yo te voy a dar ideas para que, con recetas superchulas y de bajo coste, quedes fantásticamente estas Navidades.

Para empezar este menú navideño  (pongamos que para 4 personas) te propongo una estupenda ensalada de langostinos, huevo duro y piña. Es de esas recetas que gustan mucho por su simplicidad, pues tan sólo necesitarás para elaborarla 1/2 kilo de langostinos crudos, 4 huevos duros, una latita pequeña de piña al natural y unas cucharadas de mayonesa.

Cuece los langostinos en agua hirviendo con sal 2 minutos, retira del fuego, quítales el agua y mételos en un bol con agua y hielo para que no ablanden. Una vez fríos, les quitas las cabezas, los pelas y troceas, dejando alguno entero para adornar.

Pela los huevos y separa la yema de la clara, trocea groseramente  las claras y pica finitas las yemas. Reserva por separado.

Por último, pica la piña en trocitos pequeños y en un bol grande juntas los langostinos, las claras y la piña y lo cubres con mayonesa revolviendo bien para que quede todo mezclado. Yo la mayonesa la hago casera, pero, si por cualquier cosa no la quieres elaborar, compra industrial y arréglala con yogur natural y unas gotitas de limón, que te quedará fenomenal.

Coloca la ensalada en cuenquitos o copas y ponles por encima las yemas de huevo finamente picada. Para terminar adorna con los langostinos reservados y un pelín de perejil picado.

0024111215

Tras este delicioso entrante os propongo una cremina calentita, y qué mejor que para estas fechas que nos ocupan que hacerla con un sabroso consomé.

Lo primero que tenéis que tener hecho es un buen consomé, receta que ya os he contado y que podéis preparar con antelación. Para los más perezosos, podéis comprarlo elaborado de una marca buena. También vais a  necesitar harina, mantequilla, leche y un par de huevos.

En una pota calentáis 100 grs. de mantequilla; cuando se ponga líquida, añadid dos cucharadas colmadas de harina y revolved con brío. Añadid poco a poco un vaso de leche y seguid revolviendo. Poco a poco iréis incorporando el caldo calentito sin dejar de revolver para evitar grumos (tranquilas que, en caso de necesidad, siempre podemos meter la minipimer). Cuando hayamos conseguido una textura cremosa, pero no muy espesa (al reposar engorda) retiramos del fuego e incorporamos las yemas de los huevos, revolviendo con energía. Con las yemas incorporadas, cuando la volváis a calentar, procurad que no hierva. Servidla acompañada de curruscos.

0033111215

El plato principal que os propongo son unas navideñas codornices a las uvas, receta de mi cuñada Bea, que estoy segura que os van a encantar.

Comprad 4 codornices limpias, 6-8 chalotas, mantequilla, vino blanco y un precioso racimo de uvas moradas que tan bien le van a esta antigua y fantástica vajilla de Limoge herencia de mi abuela Maruja.

0003111215

Calentad la mantequilla en una pota con las chalotas peladas y cortadas en 4; cuando comiencen a tomar color, añadid las codornices salpimentadas y atadas con un bramante (conviene hacerlo, pero no es imprescindible) y doradlas. Retiradlas y añadid a la grasa con las chalotas una cuchara rasa de harina. Revolved y agregad 1/2 l. de vino blanco (la calidad del vino te la dejo a tu elección). Dejad un momento que evapore el alcohol e introducid de nuevo las codornices. Coced a fuego suave unos 20 minutos por un lado y otros 20 por el otro. Agregad las uvas sin pepitas y seguid cociendo otros 20 minutos. Listo.

0042111215

Para acompañar este estupendo plato vamos a hacer la lombarda que tanto gusta a mi joven amiga Brezo, receta que también os he contado en una ocasión anterior y que, ¡oh, casualidad!, también es de un delicioso color morado.

0059111215

Para rematar el plato le pondremos una bolitas de puré de patatas aromatizadas con curry.

0007111215

Terminamos este menú navideño con unas fáciles y elegantes peras al vino tinto, que en esta ocasión he decidido no acompañarlas con natillas dado el volumen del menú y, sobre todo, porque siempre hay que tener preparada una bandejita de turrón para tomar con el café.

0065111215

Espero que os haya gustado este post navideño, lleno de preciosas fotos de Mercedes Blanco, ganadora de un premio de la prestigiosa revista norteamericana Foodelia. Un beso y feliz Navidad.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s