Menú navideño: crema de langostinos, ensalada de salmón ahumado, pechuga de pavo rellena y vasitos de chocolate y mousse de turrón.

Este año más que nunca, hay que intentar seguir “palante”, y por eso acometo con gran ilusión este trabajo navideño. El menú está pensado para seis comensales, con la esperanza de poder incrementar las cantidades tanto como sea posible.

Como ya viene siendo costumbre ( las buenas no se deben perder) he contado para este trabajo con la colaboración de Flores El Invernadero, y que quieres que te diga, como siempre me dejan con la boca abierta con sus arreglos florales, ¡chicas sois las mejores!.

No hay un buen banquete sin una buena mesa, un día es un día y hay que esmerarse un poco en la decoración. Este año he contado con la inestimable colaboración de Decoración El Bibio, deliciosa tienda donde podrás encontrar todo aquello que necesites para que tu mesa sea todo un espectáculo.

Y como no podía ser de otra manera las fotos son de Mercedes Blanco, mi fotógrafa de cabecera y si estás interesada en cualquier tipo de reportaje seguro que la tuya.

Estas Navidades y siguiendo más que nunca mi premisa de recetas bbb, me he decantado por un menú bien sencillo, bien rico y extraordinariamente apañado, pero esto no lo cuentes que nadie lo diría.

Para empezar nada como una crema sabrosa y calentita hecha con langostinos. Para su elaboración sólo necesitas 1/2 Kl. de langostinos crudos, 1/2 cebolla, 60grs. de mantequilla, 60grs. de harina, 1 vaso de leche, 1l. de caldo de pescado, un chorrito de brandy y sal y pimienta. También necesitas para hacer los tropezones un par de puerros y un par de cucharadas de jamón serrano picado.

Lo primero que puedes hacer es pelar los langostinos, reserva pon un lado las colas y por otro las cabezas y las pieles. Pon un cazo al fuego con aceite y cuando esté caliente añade la media cebolla troceada groseramente, deja que ablande y echa las cabezas y pieles y voltea y aplasta mientras cambian de color. Riega con un chorrito de brandy y añade un par de vasos de agua. Hierve suavemente unos 30 minutos, pásalo por el pasa purés y reserva.

Necesitas también un litro de caldo de pescado, puedes hacerlo tú (te he contado muchas veces cómo) o puedes comprarlo ya hecho y punto.

Busca una pota de tamaño medio y derrite al fuego la mantequilla, añade la harina e integra bien. vete agregando la leche y revuelve enérgicamente para evitar los indeseados grumos (no sufras que siempre nos queda el recurso de meter la minipimer) y a continuación el caldo colado de langostinos y el caldo de pescado. Salpimienta al gusto y deja que hierva suavemente unos minutos.

Mientras se hace la crema puedes cortar en rodajas muy finitas los puerros limpios y sin el verde e ir pochándolos en un trozo de mantequilla (unos 50grs.), sálalos ligeramente y cuando estén bien blanditos añade el jamón y para finalizar los langostinos troceados.

Este plato tiene la ventaja de que puede estar hecho con un par de días de antelación, con lo que si lo tienes en la nevera a última hora sólo tienes que calentar lentamente la crema y calentar los tropezones un minutillo en el microondas y servir.

La siguiente receta para este navideño menú es una sencilla ensalada de escarola y salmón ahumado. Como en cualquier ensalada puedes echarle imaginación y adaptar los ingredientes a tu gusto o necesidades, que prefieres otro tipo de lechuga que la escarola, perfecto, que te gusta más el bonito que el salmón, pues también… En este caso yo utilicé: 1 escarola, 1 paquetito de tomates cherry, 150grs. de salmón ahumado, 1 paquetito de quesitos frescos, 1 puñado de piñones y para el aliño aceite de oliva virgen extra, vinagre de sidra, mostaza de dijon, miel, sal, pimienta negra y eneldo picado.

Busca una fuente chula y pon encima la escarola, coloca los cherry cortados a la mitad y el salmón, que te recomiendo que te esmeres y hagas unas tiras con él y formes rositas que te van a quedar super monas. Coloca igualmente el queso fresco y los piñones que tienes que tostarlos ligeramente en una sartén sin aceite. Busca un bote pequeño limpio y mete en él 1/2 vaso de aceite, 1/4 de vinagre, una cucharadita de mostaza, 2 de miel y un poco de sal y pimienta, cierra el bote y reserva.

A la hora de ir a comer la ensalada, agita el bote y vierte su contenido encima de la ensalada, ya la tienes lista.

En mi casa todas las Navidades comemos el pavo relleno, receta de mi querida tía Loti. No entres en pánico que lo que te propongo es algo más sencillo y que te va a encantar. Lo primero que tienes que hacer es ir a un carnicero habilidoso y pedirle que te venda una pechuga de pavo abierta lo más posible para rellenar. Necesitarás a parte 600grs. de carne picada mixta, 50grs. de jamón picado, 3 cucharadas de alcaparras, un botecito de trufa (compra la barata que te servirá igual), 1 chorrito de brandy, 1 manzana reineta y unas 25/28 de castañas peladas (ahora ya las puedes encontrar un buenos supermercados), mantequilla, sal y pimienta y cómo no un buen vino blanco.

Al igual que la crema esta receta puedes plantearla con antelación y es que lo más pesado lo puedes tener hecho el día antes, siempre digo que la persona encargada de la cocina no puede llegar al convite hecha unos zorros, hay que buscar menús que no sean de mucho hacer a última hora. Con lo que el relleno del pavo lo haces el día anterior y bien tapada con film trasparente la guardas en la nevera y la sacas una hora antes de ir a hornearla.

Extiende la pechuga sobre una superficie limpia y salpimiéntala. En un bol pon la carne, la trufa picada con su jugo, las alcaparras y el jamón, un chorrito de brandy y condimenta con sal y pimienta. Amasa todo bien y cubre la pechuga con esta farsa, no llegues al final pues al enroscar se desliza el relleno y se te saldrá. Encima de la carne inserta las castañas peladas y para terminar cubre con rodajas de manzana muy finitas. Enrosca la pechuga sobre sí misma y átala con un cordel de cocina, si te es más fácil cierra con unos palillos, pero asegúrate de quitarlos todos después de cocinada.

Un par de horas antes de ir a comer precalienta el horno a 250 grados, salpimienta la pechuga por fuera y úntala con mantequilla, métela en el horno 20 minutos y pasado ese tiempo riégala con un buen chorretón de vino blanco, baja el calor a 180 grados y déjala otros 10 minutos más. Dale la vuelta a la pechuga y hornea otra media hora más (si ves que se evapora los líquidos añade más vino e incluso agua). Vuelve a voltear la pechuga deja que se siga haciendo otros 15 minutos y para finalizar sube a tope el calor del horno para que coja un precioso color. Saca la pechuga del horno, reserva la salsa en un cacín y tapa la pechuga con papel de plata y deja que repose un ratín antes de cortarla.

Para acompañar este fantástico plato nada como un puré de patatas, yo en esta ocasión y para no complicarme demasiado la vida hice puré de patatas de sobre (sigue las instrucciones del fabricante), añadí una yema de huevo y la clara montada a punto de nieve, y mientras cortaba la pechuga lo hornee para que subiera como un suflé que te quedará muy guapo.

Cuando hablamos de dulces en Navidad se nos viene a la mente los increíbles turrones, y no hay nada como una buena bandeja con tan delicioso manjar, pero aquí se trata de dar recetas y eso voy a hacer. ¿Qué te parece unos vasitos de chocolate y mousse de turrón?.

Ingredientes: 1 tableta de chocolate postres, 400ml. de nata para montar, 200grs. de turrón del blando, 150ml. de leche 1 huevo, 15 gramos de azúcar glass, 2 hojas de gelatina neutra y para adornar una almendras laminadas y unos frutos rojos.

Pon las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidraten y resérvalas. Separa la clara de la yema del huevo. Bate la yema con el azúcar y monta la clara a punto de nieve, resérvalas. Calienta 200ml. de nata y cuando quiera hervir derrámala sobre el chocolate troceado y revuelve hasta que se deshaga, resérvalo en una manga pastelera. Monta los otros 200ml. de nata y resérvala en la nevera. Para finalizar tritura el turrón con la leche.

Pon en un cazo la mitad de la mezcla de leche y turrón y calienta hasta que quiera hervir, aparta del fuego y añade las hojas de gelatina bien escurridas, intégralas bien e incorpora el resto de la leche con el turrón.

Busca un bol grande donde echar la mezcla anterior, deja que atempere un rato y añade la yema montada con el azúcar, la nata que tenías en la nevera poco a poco con movimientos envolventes y para finalizar y del mismo modo incorpora la clara. Tapa el bol y guarda en la nevera como mínimo 1 hora.

Pon unos vasitos o recipientes a poder ser transparentes y cubre el fondo en el chocolate, encima pon la mousse (bátela con una varilla) y decora con las almendras tostadas en una sartén. Estos vasitos individuales son perfectos pero si los acompañas con unos frutos rojos ya ni te cuento.

Ya ves que súper menú, creo que es muy asequible y si te organizas no tiene por que resultarte ni pesado ni difícil de hacer, anda deja las preocupaciones a un lado, llénate de ilusión y ponte manos a la obra. Feliz Navidad a todos y un montón de besos.

1 comentario en “Menú navideño: crema de langostinos, ensalada de salmón ahumado, pechuga de pavo rellena y vasitos de chocolate y mousse de turrón.

  1. Muchísimas gracias!!!! Qué detalle!!!! Todo se ve estupendo!!! Unas muy felices Fiestas!!! Mary

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

Responder a Mary Menendez Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close